Puedes ir a la peluquería con regularidad, usar súper acondicionadores llenos de milagros, usar mascarillas