La capacidad de leer la composición de los productos en las etiquetas es un conocimiento que te permitirá hacer una preselección de los cosméticos disponibles. Al principio puede parecer complicado, pero con que conozcas los elementos básicos, vas a poder decidir si el producto que encuentras en la tiende te va a servir o no.

CUIDADO CON LA PEGATINA

No te creas todo lo que pone en las etiquetas del producto. Lo que prometen las etiquetas es una cosa, y lo que necesita de nuestro cabello es otra cosa. Lo único de lo que nos podemos fiar en la etiqueta es la composición, generalmente impresa en letra pequeña como el «INCI» o «Ingradientes».

INCI / «INGREDIENTES» – ¡LAS DOS REGLAS MÁS IMPORTANTES!

La abreviatura INCI significa International Nomenclature Cosmetic Ingredient, en español Nomenclatura Internacional de Ingredientes en la Cosmética. Se establece que los nombres de los componentes aparecen en su forma latina y enumerados según su cantidad en orden descendente. Entonces, la sustancia más abundante se nombra en primer lugar y la menos abundante en el último.

La segunda regla, que nos ayudará entender las etiquetas es que todo lo que pone después de Perfume, basicamente no tiene importancia.

INCI / «INGREDIENTES» – ¿QUÉ HAY DENTRO?

AGUA – suele encontrarse al principio de la composición. Gracias a esto el producto mantiene una consistencia fluida.

AGENTES ESPUMANTES – componentes que, cuando entran en contacto con el agua, forman espuma y nos permiten lavar nuestro cabello. En general podemos destacar:

Tensioactivos aniónicos – son los más habituales en los champús (y geles de ducha). Son buenos emulsionantes, generan espuma y presentan buena detergencia. Entre ellos encontramos:
– los sulfatos: (SLES) Sodium Laureth Sulfate, (SLS) Sodium Lauryl Sulfate, (SCS) Sodium Coco/Cococeth Sulfate
– los carboxilatos: jabones
– algunos sulfonatos: Sodium Alkylbencene Sulfonate, Dodecilbencene Sulphonate
– tauratos: Sodium Methyl Cocoyl Taurate
– sulfosuccinatos: Disodium Lauryl Ether Sulfosuccinate

Tensioactivos anfóteros – resultan menos irritantes que los aniónicos, son más caros, y presentan buena generación de espuma, emulsión y detergencia. Por ejemplo: Disodium cocoamphodiacetate, Cocamidopropyl Betaine, CocoGlucoside, Cocoamphocetate

(AQUI os dejo un interesante articulo sobre los sulfatos)

PROTEINAS / EMOLIENTES / HUMECTANTES – aquí tenéis toda la información sobre los componentes. Podemos definir si nuestro producto nos aporta proteinas (P), emolientes (E), humectante (H), proteinas + emolientes (PE), proteinas + humectantes (PH), emolientes + humectantes (EH), o todo a la vez (PEH). Podemos averiguarlo leyendo la etiqueta, buscando componentes de cada tipo. Lo que importa es el orden y la cantidad. Si vemos que un producto tiene tanto emolientes como humectantes, pues tenemos que mirar cuales salen primeros en la composición o cuales hay más. Más adelante vamos a hacer ejemplos con productos.

SODIUM CHLORIDE – no es otra cosa que sal común. Os podéis preguntar ¿para que nos sirve la sal en un champú? Es un componente que en los champús tiene una función viscosizante y aumenta la densidad. Suele aparecer junto con componentes ácidos como el Lactic Acid o cítricos.

EXTRACTOS DE HIERBAS – búscalos si tienes el cabello graso, por ejemplo: extracto de romero, bardana, tomillo, ortiga. ¡Cuidado! Pueden secar demasiado el cabello dañado.

SILICONAS / PARAFINAS / DERIVADOS DE PEG / QUATERNIUM – no son necesarios en los champús. El pelo dañado los puede agradecer, pero el cabello fino, después puede parecer sucio. Ejemplos: Dimethicone, Paraffinum Liquidum, Peg-(numero), Quaternium-(numero)

CONSERVANTES – tienen muchas funciones, por ejemplo: evitar hongos, levaduras y bacterias. Los conservantes también evitan que haya cambios de aspecto, textura o color del producto.

PARFUM – todo lo que pone después de Perfume, no debe interesarnos. Si después del Parfum la composición aún es larga, entonces estamos tratando con un producto que contiene pequeñas cantidades de las substancias. Por ejemplo, si vemos que tenemos un aceite después del Parfum, entonces la conclusión es que este componente no tendrá ninguna función nutritiva para nuestro cabello.

error: Content is protected !!