¿Qué significa «clarificar el cabello»?

Clarificar el cabello significa lavarlo de forma más profunda – eliminar acumulación de productos y varios residuos. Si sigues el Método Curly, lo más probable es que laves tu pelo usando champús suaves (low-poo) y/o acondicionadores aptos para lavar (co-wash). Las dos técnicas con el tiempo pueden resultar insuficientes y en nuestro cabello puede sufrir una acumulación.

¿Qué es una acumulación?

El término «acumulación» en el mundo Curly se refiere a una acumulación de productos tanto a lo largo del cabello como en el cuero cabelludo. Sucede cuando dejamos de usar tensioactivos fuertes y a la vez aplicamos muchos productos con ingredientes que se adhieren temporalmente al pelo. El grado de acumulación va a depender de los productos, nuestra rutina capilar y de la predisposición de nuestro cabello.

¿Qué ocurre cuando tenemos una acumulación? ¿Cuándo debemos clarificar?

Debemos clarificar sobre todo si notamos que tenemos una posible acumulación que suele dar señales tanto en el cabello como en el cuero cabelludo:

CABELLO

  • las raíces se engrasan con mayor facilidad
  • el cabello está más pesado, sucio
  • falta de volumen habitual
  • el cabello está más encrespado
  • los rizos pierden la definición fácilmente / no consigues sacar tu patrón de rizo
  • el producto que has estado usando todo el tiempo de repente no funciona o da peores resultados
  • notas que el pelo raro, distinto a lo habitual – de repente ha empeorado y no responde a ningunos tratamientos (ni hidratación, ni proteínas, ni emolientes, ni cambio de productos) – MÚY COMÚN

CUERO
CABELLUDO

  • tienes picores en el cuero cabelludo / pielecitas / caspa
  • ves residuos blancos en tu cuero cabelludo
  • notas un aumento de caída del cabello (la acumulación de productos puede obstruir los folículos capilares, lo que afecta el crecimiento capilar)

¿Cómo se provoca una acumulación?

Como he dicho antes, la acumulación depende de varios factores y la tolerancia de productos de cada cabello es diferente. Pero hay algunas ocasiones en la que es más fácil sufrir una acumulación:

  • tienes el cabello fino y/o de baja porosidad
  • usas muchos aceites/mantecas y/o mascarillas ricas en emolientes
  • has empezado el Método y de repente empiezas a aplicar muchos productos (mascarillas, acondicionadores, productos de definición) en tu cabello para conseguir los resultados cuanto antes (UN ERROR MUY COMÚN)
  • lavas el cabello solo con cowash durante mucho tiempo
  • hace mucho tiempo que no clarificas

¿Qué ingredientes se acumulan?

Existen varios tipos de ingredientes que tienden a acumularse en nuestro cabello y cuero cabelludo. El potencial de acumulación de los ingredientes depende de sus características, su concentración y la composición completa del producto. 

 

 

 

INGREDIENTES

QUE PUEDEN

ACUMULARSE

  • los emolientes – ingredientes «grasos» como los aceites, mantecas, ceras, alcoholes grasos etc. (sobre todo aceite de ricino)
  • aceites minerales / derivados de petroleo (Mineral Oil = Paraffin Oil, Paraffinum Liquidum, Oleo Mineral, Vaseline, Isododecane, Isohexadecane, Dodeceno)
  • tensioactivos catiónicos – ingredientes que acondicionan el cabello (Behentrimonium Chloride, Behentrimonium Methosulfate, Benzalkonium Chloride, Cetrimonium Chloride, Stearamidopropyl Dimethylamine, Stearalkonium Chloride, Tricetyldimonium Chloride)
  • algunas proteínas
  • polyquaterniums (Guar Hydroxypropyltrimonium Chloride, Polyquaternium-4, Polyquaternium-7, Polyquaternium-11, Polyquaternium-55, Hydroxypropyltrimonium, Polyquatermium-59)
  • siliconas

No es fácil, ni tampoco recomendable evitar todos esos ingredientes para evitar la acumulación. Por ejemplo, los aceites o tensioactivos catiónicos son ingredientes necesarios para nutrir y acondicionar el cabello. Simplemente hay que tener en cuenta que con tiempo puede llegar a acumularse y por eso vamos a necesitar un lavado clarificante.

¿Cómo clarificar el cabello y el cuero cabelludo?

Existen varios métodos para clarificar el cabello, pero no todos son igual de eficaces.

Champú clarificante o «último lavado»

Para empezar, hay que aclarar, que un champú clarificante no es lo mismo que un champú «último lavado». Los dos tipos de champú limpian a profundidad nuestro pelo y cuero cabelludo, pero hay una pequeña diferencia.

CHAMPÚ
ÚLTIMO LAVADO

Champú «último lavado» contiene sulfatos – los tensioactivos aniónicos más fuertes y más agresivos. De acuerdo con el Método Curly podemos usarlo solo una vez – cuando empezamos con el Método para eliminar todos los residuos y siliconas acumulados durante años.

Ingredientes que indican que un champú es de «último lavado»:

  • Sodium Lauryl Sulfate (SLS)
  • Sodium Laureth Sulfate (SLES)
  • Ammonium Lauryl Sulfate (ALS)
  • Ammonium Laureth Sulfate (ALES)
  • Sodium Coco Sulfate 
  • Sodium Myreth Sulfate
  • Magnesium Laureth Sulfate (MLES)

CHAMPÚ
CLARIFICANTE

Por otro lado tenemos los champús clarificantes, que también contienen tensioactivos aniónicos, pero un poco más suaves – los sulfonatos. El Método Curly permite su uso ocasional para eliminar posibles acumulaciones de otros ingredientes.

Ingredientes que indican que un champú es clarificante:

• Sodium C14-16 Olefin Sulfonate
• Sodium Lauryl Glucose Carboxylate
• Sodium Lauroyl Sarcosinate
• Sodium Cocoyl Isethionate
• Sodium Lauryl Sulfoacetate
• Disodium Laureth Sulfosuccinate
• Sodium Methyl Cocoyl Taurate
• Sodium Lauroyl Glutamate
• Sodium Cocoyl Glutamate

El sulfonato está relacionado con los sulfatos, pero no es lo mismo. El sulfonato es un anión que tiene la fórmula química R-SO3− mientras que el sulfato es un anión que tiene la fórmula química SO4−2. La diferencia clave entre sulfonato y sulfato es que el sulfonato es un anión que se forma a partir del ácido sulfónico, mientras que el sulfato es un anión que se forma a partir del ácido sulfúric. Tienen cualidades similares y los dos pueden resultar muy irritantes y resecantes, pero los sulfatos son ligeramente más agresivos.

Los dos tipos de champú arrastran cualquier tipo de residuos y acumulaciones de nuestro cabello y cuero cabelludo – bacterias, polución, suciedad, aceites, mantecas, hasta derivados de petróleo y siliconas. Es la opción más segura a la hora de «resetear» el cabello.

ALTERNATIVAS NATURALES

Si no quieres usar productos tan agresivos como el champú clarificante o «último lavado» puedes optar por alternativas naturales como el vinagre de manzana, el limón o las arcillas. Sin embargo, ten en cuenta que los métodos naturales no tienen tanto poder de arrastre como los detergentes. Pueden eliminar pequeñas acumulaciones (suciedad, aceites, mantecas, etc.) pero no ingredientes catiónicos, siliconas o aceites minerales.

Vinagre de manzana
Haz una mezcla de 1-2 cucharadas de vinagre de manzana por cada vaso de agua. Aplica la mezcla en el cuero cabelludo y masajea suavemente durante un rato. Aclara con agua.

Limón
Mezcle una parte de jugo de limón recién exprimido con un vaso de agua y aplícalo en el cuero cabelludo. Deja que la mezcla actue unos 10min (puedes masajear mientras tanto) y después aclara con agua.

Plantas limpiadoras y arcillas
Puedes hacez mezclas de plantas limpiadoras como la shikakai o arcilla blanca, bentonite o ghassoul. Por supuesto, cada planta/arcilla tiene otras propiedades y otro poder de limpieza y tu elección va a depender de

El método de clarificar dependerá de tu cabello y su nivel de acumulación.

¿Cada cuanto tenemos que clarificar?

Como siempre, ¡depende! No todo el mundo va a clarificar con la misma frecuencia. Puede que tengas que hacerlo una vez al mes, cada dos semanas o incluso una vez a la semana. ¡Y cada frecuencia es totalmente correcta! Lo más importante es la salud de tu cabello y sobre todo de tu cuero cabelludo.

Todo depende de la condición de tu cabello, tu rutina completa y los productos que utilizas. Por ejemplo, cabellos finos y/o de baja porosidad tienen mayor riesgo de acumulación, por lo que necesitarán un lavado clarificante más a menudo.

En el mundillo curly se suele recomendar hacer un lavado clarificante una vez al mes. Si estás empezando con el Método Curly, dejas de usar todos los ingredientes prohibidos y entras en la locura de nuevas rutinas y miles de productos, clarificar el cabello una vez al mes puede ser buena opción. Además al principio puede resultar más difícil «leer» las señales de tu cabello, así que un lavado por prevención al mes es mejor que nada.

Lo mejor que puedes hacer es observar con atención tu cabello. Ya tienes un listado de posibles señales para empezar y ahora toca llevarlo a la práctica. Observa tu cabello antes y después de clarificar y saca conclusiones.

error: Content is protected !!