El tema de la porosidad capilar no es tan fácil como parece. 

 

Si bien la comprensión de qué es la porosidad no debería ser demasiado difícil para nadie, determinar la porosidad de nuestro propio cabello puede resultar bastante complicada.

¿Qué es la porosidad capilar?

 

La porosidad del cabello se define por el grado de separación de las cutículas.

El ángulo en el que se colocan las cutículas depende de muchos factores, incluido el cuidado capilar, genética, tratamientos químicos y térmicos, etc.

La porosidad se puede reducir (con un adecuado cuidado capilar) o aumentar (falta de cuidados capilares, frecuentes tratamientos químicos y térmicos).

POROSIDAD BAJA

El cabello de porosidad baja tiene las cutículas bien pegadas a la corteza – están muy cerradas y difíciles de mover. Es un cabello naturalmente sano, suave y brillante.

No requiere un cuidado exigente, e incluso todo lo contrario, debemos limitarlo, porque es muy fácil provocar una acumulación de productos.

Al tener una tendencia a acumular, aparte de champús suaves de uso a diario, el cabello de porosidad baja necesitará los champús clarificantes con más frecuencia que otros tipos de porosidad (+/- cada dos semanas)

Método de lavado que te puede gustar: AC (acondicionador – champú). Aplicamos el acondicionador/los tratamientos antes del lavado para evitar la acumulación.

Le van a gustar los productos ligeros e ingredientes con moléculas pequeñas:

  • los aceites con partículas pequeñas (por ejemplo, aceite de coco, aceite de babasú, aceite de palma) 
  • lavados nutritivos (con mascarillas ricas en emolientes) +/- una vez por semana 
  • las proteínas en forma de aminoácidos y la queratina hidrolizada; 
  • un tratamiento de proteínas al mes debería ser suficiente humectantes ligeros a base de agua (como el aloe o extractos de plantas) 
  • se puede realizar tratamientos de hidratación casi que a diario, pero que sean cortos

Al tener la cutícula muy cerrada se recomienda realizar tratamientos profundos que consisten en aplicar una mascarilla debajo de un gorro térmico o una toalla. El aumento de temperatura levantará la cutícula del cabello y hará que los ingredientes del producto sean más propensos a actuar.

Para definir usa productos ligeros y en poca cantidad. Aplicar en cabello mojado, pero no chorreando.

POROSIDAD MEDIA

Es la porosidad más común, denominada también como cabello “normal”, en la que el cabello tiene las cutículas medianamente abiertas. 

Combina las cualidades del cabello de porosidad alta y baja. 

Es un cabello bastante saludable, con menos brillo que el pelo de porosidad baja pero tampoco es demasiado seco y no se rompe ni encrespa tanto como los cabellos de porosidad alta.

El cabello no tiende a acumularse tanto como el cabello de porosidad baja, pero hay que tener cuidado con los productos muy pesados, sobre todo los que se aplican desde la raíz, ya que pueden volver el cabello más graso.

Lo mejor es ir experimentando con la cantidad de productos y el tiempo de aplicación de los tratamientos.

Método de lavado que te puede gustar: CA (champú – acondicionador). Aplicamos el acondicionador/tratamientos después del lavado.

Usar sobre todo un champú suave (low-poo). 
Clarificar de vez en cuando, +/- 1 vez al mes. 
Si lavas el cabello muy a menudo puedes usar también cowash de vez en cuando.

Lo más importante es mantener el equilibrio PEH:

  • pre-poo de aceites mínimo 1 vez al mes; 
  • le suelen gustar muchos aceites, sobre todo los con las moléculas medias (jojoba, almendras dulces, etc) 
  • usar muchos emolientes puede alisar el pelo 
  • le gustan mucho todas las proteínas; se puede hacer tratamientos de proteínas +/- cada dos semanas; también le van a gustar mucho los productos de definición con proteínas
  • dependiendo de las necesidades de tu cabello puedes ir alternando lavado nutritivos e hidratantes 
  • intenta siempre terminar la hidratación con un acondicionador rico en emolientes o un leave-in

POROSIDAD ALTA

El cabello de porosidad alta es todo lo opuesto a la porosidad baja. El cabello de porosidad alta tiene las cutículas muy abiertas, irregulares y destacadas de la corteza del tallo. Si no se cuida adecuadamente quedará opaco, áspero, encrespado y con mucho frizz. 

Afortunadamente, con el cuidado adecuado, podemos bajar un poco la porosidad del cabello y hacer que mejore su aspecto, pero en cuanto bajemos la intensidad de los cuidados, el cabello puede volver a su porosidad principal.

Es el tipo de porosidad que más cuidado necesita. Acepta un abanico de productos muy amplio, incluso los productos más pesados.

Métodos de lavado que te pueden gustar: ACA (acondicionador- champú – acondicionador) o CAA (champú – acondicionador- acondicionador).

Es la porosidad que mejor acepta el cowash. Alternalo con un champú suave (low-poo)

Mantener el equilibrio PEH puede resultar más complicado ya que al tener la cutícula todos los nutrientes salen y entran con mayor facilidad.

  • pre-poo de aceites 2 vez al mes o más; a este tipo de pelo le va a gustar hacer el pre-poo con el pelo mojado con agua o agua con humectantes (aloe vera, gel de linaza, etc.)
  • cada lavado es mejor terminar con un acondicionador y/o un leave-in ricos en emolientes para cerrar los tratamientos dentro de la herba 
  • acepta todo tipo de proteínas pero las que mejor suelen funcionar son las proteínas enteras, como por ejemplo la queratina, elastina, colágeno, seda o el trigo; se puede hacer tratamientos de proteínas incluso una vez por semana 
  • hidratación profunda una vez por semana o más. es imprescindible siempre usar un acondicionador y/o leave in rico en emolientes después de cada tratamiento, de lo contrario la hidratación evapora muy fácilmente

COMENTARIOS FINALES:

Recuerda: ¡menos es más! 

En caso de cada porosidad, lo mejor es ir experimentando con la cantidad de productos y el tiempo de aplicación de los tratamientos. De hecho, recomiendo que no sigas estrictamente los cuidados recomendados para tu porosidad, porque tal vez encuentres algo que se sale de lo general y que funcione genial para tu cabello. 

En este post os dejo solo algunos consejos que pueden servir como un punto de partida

La porosidad puede bajar con un buen cuidado o puede aumentar mediante tratamientos químicos, térmicos o falta de cuidados. 

También puedes tener varias porosidades (muy común en caso de mechas). 

Merece la pena repetir la prueba de porosidad de vez en cuando.

error: Content is protected !!