fbpx

Todos sabemos que lavar el cabello siendo Curly Girl puede resultar complicado. Un montón de productos, un montón de técnicas, todo depende o de la porosidad, o del equilibrio, del tiempo o de… de todo!

Ya os presenté una vez un post sobre “la rutina completa” en el que hemos hablado un poco sobre todos los posibles pasos que puede tener una rutina capilar. 

Hoy vamos a enfocarnos en las técnicas de lavado para entender todas las posibilidades y entender la diferencia entre ellas. 

Por supuesto, podríamos crear mil variantes, pero voy a destacar solo las más populares.

IMPORTANTE!

Con “Acondicionador” me refiero a cualquier producto que nutre el cabello y se enjuaga – mascarillas, acondicionadores, mascarillas caseras etc.

C (Champú)

Lavarse el cabello solo con un champú es el método más tradicional. Consiste en masajear el cabello con el champú y enjuagarlo después de un tiempo. Es más común entre las personas que no están interesadas en un cuidado del cabello consciente y no saben lo importante que es un acondicionador. 

Si tenemos que usar este método, por ejemplo debido a la falta de tiempo, debemos elegir un champú suave que no arrastre la capa protectora de lípidos en nuestro cabello y cuero cabelludo.

A (Acondicionador / co-wash)

En lugar de un champú, puedes usar un acondicionador que contenga agentes limpiadores suaves, pero que sea libre de siliconas y parafinas. En general, más ligera fórmula, ¡mejor!

El acondicionador es el método más suave de limpiar el cabello, aparte ayuda a desenredar el cabello y nutrirlo a la vez. 

El co-wash funciona sobre todo para el cabello seco, rizado/afro y dañado

No será adecuado para el cabello graso porque el acondicionador no es capaz de eliminar el exceso de sebo y limpiar el cuero cabelludo correctamente.  

CA (Champú + Acondicionador/Mascarilla)

Es el método de limpieza más común

1º Moja bien tu cabello y aplica el champú en el cuero cabelludo. 

2º Aplica una mascarilla o un acondicionador a lo largo de tu cabello. Puedes dejarlo actuar unos minutos. Enjuague.

Es un método perfecto para lavados rápidos, especialmente para ondas de porosidad baja o media.

AC (Acondicionador + Champú)

1º Moja bien tu cabello. Aplica una mascarilla  o un acondicionador a lo largo de tu cabello y no lo aclares (puedes dejarlo actuar unos minutos). 

2º Aplica el champú en el cuero cabelludo, lava solo el cuero cabelludo. Después enjuaga todo.

Es un buen método para el cabello fino, propenso a enredos y/o con raíces grasas.

En este método no se recomienda utilizar champús demasiado fuertes, ya que pueden arrastrar todos los ingredientes proporcionados por el acondicionador.

CAA (Champú + Acondicionador/Mascarilla + Acondicionador)

Es aconsejable que los dos productos nutritivos tengan diferentes propiedades – por ejemplo, primero aplicamos una mascarilla con proteínas y luego un acondicionador rico en emolientes (aceites, mantecas, etc.).

Recomendado especialmente para cabellos secos que tienen problemas con el encrespamiento y frizz. También se recomienda para los lavados clarificantes.

1º Moja bien tu cabello. Aplicar un champú en el cuero cabelludo (si es un lavado de clarificante, lavar también la longitud del cabello). Enjuaga. 

2º Aplica una mascarilla a lo largo de tu cabello. Déjala actuar unos minutos. Enjuaga.

3º Aplica una segunda mascarilla o un acondicionador. Preferiblemente que sea rico en emolientes. Deja actuar unos minutos. Enjuaga.

ACA (Acondicionador + Champú + Acondicionador) 

Esta técnica de lavado le proporciona al cabello la máxima protección contra la sequedad y el daño. También es un método eficaz para la regeneración profunda y la mejora inmediata del estado del cabello.

1º Moja bien tu cabello. Aplica una mascarilla a lo largo del cabello. Puedes dejarla actuar unos minutos.

Podemos usar prácticamente cualquier tipo de nutrientes:

  • co-wash
  • productos ligeros
  • mascarillas/acondicionadores que no nos han funcionado bien, pero no queremos tirarlos
  • aceites y mascarillas caseras (por ejemplo con yema de huevo, yogur, aguacate, etc) que pueden sobrecargar el cabello si las usamos después del lavado

2º Aplica el champú solo en el cuero cabelludo (si anteriormente aplicas una mascarilla pesada puede limpiar también la longitud del cabello.) Enjuaga.

3º Aplica una segunda mascarilla o un acondicionador (esta vez puede ser un tratamiento intensivo). Déjala actuar unos minutos. Enjuaga.

Está especialmente recomendado para cabellos rizados y muy porosos, secos, dañados, teñidos y decolorados.

Método perfecto si tenemos problemas con el cuero cabelludo y tenemos que usar un champú clarificante o un champú especial de la farmacia con más frecuencia, sin temor a que el cabello sufra de alguna manera.

error: Content is protected !!